Tiempo de lectura: 2 minutos

DIÓXIDO DE CLORO COMO AGENTE MICROBIANO EN AGUAS DE RIEGO

2

El Dióxido de Cloro es un desinfectante, que a diferencia del hipoclorito sódico, es capaz de eliminar el biofilm y necesita un menor tiempo de contacto para eliminar la contaminación del agua.

Las principales fuentes de aguas utilizadas para el cultivo son pozos, cauces de río, pantanos y/o embalses. Estas aguas son utilizadas directamente en el cultivo por el agricultor, o bien, depositadas en pequeños embalses para el riego programado según el tipo de cultivo.

En su mayoría, estas aguas no han pasado por un tratamiento de desinfección, algo que puede generar un riesgo potencial fitosanitario; ya que están contaminadas con microorganismos patógenos que transmiten enfermedades a los cultivos. Esto ocurre, incluso, con aguas procedentes de depuradoras.

Por último, en los sistemas hidropónicos por recirculación se produce una transmisión de virus, bacterias y hongos a lo largo de la plantación; provocando la aparición de enfermedades en la planta.

APLICACIÓN DE DIÓXIDO DE CLORO DURANTE EL CULTIVO

Reducción drástica del número de plantas con enfermedades.

OXIDINE ha implantado en plantaciones de invernaderos, principalmente de pimientos, tratamientos de aguas de cultivo con Dióxido de Cloro. La reducción de forma drástica del número de plantas con enfermedades por hongos, bacterias y virus ha sido uno de los principales logros; principalmente la proliferación del Virus del Moteado Suave del Pimiento (PMMV), que es una variante del virus del Mosaico del Pepino (CMV). 

Esta aplicación también resulta efectiva para combatir otros virus similares; como son el Mosaico del Tabaco (TMV), el Mosaico del Tomate (ToMV), el virus Y de la patata (PVY) y el virus del Bronceado del Tomate (TSWV). 

DIÓXIDO DE CLORO EN PRE-COSECHA

Es una de las fases donde aumenta más el riesgo de contaminación por bacterias; ya que pueden entrar en la planta a través de la raíz y llegar hasta el fruto durante la germinación. La solución de OXIDINE con Dióxido de Cloro en agua de cultivo durante esta fase, permite eliminar la contaminación de la semilla por E.coli y Pseudomonas.

RESULTADOS

Durante el periodo de crecimiento de la planta y el fruto, los técnicos agrícolas de las plantaciones han remarcado el aspecto sano, brillante y colorido tanto de la hoja como del pimiento. Además, en todo el proceso no se han generado olores ni vapores en el invernadero.

La solución de OXIDINE en el tratamiento de agua para cultivo es de fácil control y aplicación, sin dejar residuos ni plazos de seguridad; utilizándose durante toda la campaña del cultivo.

Si quieres obtener más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

oxidine_icono

Últimas noticias

Descarga nuestro catálogo Hyprolyser

¿Tienes dudas?

Descarga nuestro catálogo iOX

Este sitio web utiliza
cookies para mejorar
la experiencia de usuario.
Si continúas navegando,
implica que las aceptas y
estás de acuerdo con
nuestra política de
cookies
.

CIRCULO-LOGO