Oxidine logo

Riesgos asociados al riego de frutas y verduras con aguas residuales

¡Solicita ya una consultoría sin costes!
Comunicaciones(Obligatorio)
Aceptación privacidad(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Oxidine Water Technology Icono calendario
22 septiembre, 2022

El Instituto Federal para la Evaluación de Riesgos (BfR) desaconseja el uso de aguas residuales en todas aquellas frutas y verduras que se consumen en crudo.

 

El cambio climático y las sequías están disminuyendo los recursos y reservas hídricas en Europa. Para paliar los problemas que esto ocasiona en la agricultura, se especificaron unos requisitos mínimos para el uso de aguas residuales para actividades destinadas al riego agrícola; en el Reglamento UE 2020/741. Este reglamento empezará a ser vigente a partir de finales de junio de 2023; con el fin de buscar una mayor protección del medio ambiente y la salud humana y animal.

Con el fin de analizar la presencia de ciertos virus y patógenos perjudiciales para la salud humana, el Instituto Federal de Evaluación de Riesgos (BfR), junto con el Instituto Julius Kühn (JKI) y el Instituto Max Rubner (MRI), han evaluado los resultados de investigaciones actuales sobre su aparición en aguas residuales tratadas; así como en frutas y verduras que fueron regadas con este tipo de aguas.

Según el informe de la BfR, existen tres patógenos presentes en las aguas residuales: la Salmonella (que produce salmonelosis); la STEC o bacteria E- Coli (que produce infecciones por EHEC) y la Listeria Monocytogenes (que produce listeriosis). Para todos aquellas personas que no pertenecen a grupos de riesgo (niños, ancianos, inmunodeprimidos y embarazadas), la sintomatología de estas infecciones suele manifestarse como un cuadro diarreico febril.

En el caso de aquellos consumidores pertenecientes a grupos de riesgo, las consecuencias de ingerir frutas y verduras contaminadas con estos patógenos, podrían ser muy graves; llegando incluso a ser de carácter mortal.

Estos patógenos, entran a la planta a través de las raíces y las hojas o brotes; tras haber realizado técnicas de riego con aguas mal tratadas. Luego, se multiplican en el caso de que se cumplan las condiciones idóneas; como la existencia de  ingredientes antimicrobianos dentro de la planta, la temperatura del lugar de almacenamiento o la duración del almacenamiento de las frutas y verduras.

Los formatos de riego más propensos a transferir Salmonella, STEC y Listeria a las plantas son aquellos en los que existe un mayor contacto directo del agua con las partes comestibles de la planta; como son los sistemas de aspersión o los cultivos hidropónicos. Esto se debe a que estos patógenos se adhieren a estas partes de los vegetales; llegando, en ocasiones, a penetrar dentro de la propia planta.

RECOMENDACIONES DE LA BFR

Ante esto, la BfR recomienda evitar el uso de aguas residuales de categoría C en el riego de aquellas plantas que se acostumbran a consumir en crudo y que están en contacto directo con el suelo. Además, aconseja a los grupos de riesgo evitar el consumo de ensaladas y vegetales crudos envasados y precortados.

En el caso de aguas residuales de categoría B, se sugiere que únicamente se utilice en aquellos tipos de riego por goteo sobre el suelo o subterráneo; ya que estos métodos evitan el contacto directo con la parte comestible de la planta.

En el caso de las frutas y verduras que se consumen calentadas o deshidratadas, la BfR indica que se podría utilizar agua recuperada de cualquier categoría sin mayor riesgo.

A pesar de todos los datos obtenidos, la BfR considera que se necesitan varios estudios adicionales para poder obtener unos resultados más precisos sobre el riesgo del riego con aguas recuperadas poco tratadas. Algunos de estos estudios serían la investigación de la revitalización y/o detección de las células VBNC; la acumulación de los patógenos en el suelo, sobre y dentro de las plantas tras el riego repetido con aguas residuales tratadas; o la influencia de la microbiota del suelo en la supervivencia e internalización de las bacterias patógenas.

FUENTES BIBILIOGRÁFICAS

  1. Instituto Federal para la Evaluación de Riesgos (BfR). Aufbereitete Abwässer: Bakterielle Krankheitserreger auf frischem Obst und Gemüse vermeiden. (2022). Recuperado de: https://www.bfr.bund.de/cm/343/aufbereitete-abwaesser-bakterielle-krankheitserreger-auf-frischem-obst-und-gemuese-vermeiden.pdf

oxidine_icono

Últimas noticias

Novedades
8 abril, 2024
Los Cloratos en la Industria de Alimentación: Origen y Consecuencias
Introducción En la industria alimentaria, es fundamental comprender los distintos...
Novedades
31 octubre, 2023
¿Por qué es importante la medida fotométrica en las piscinas de uso público?
La medida fotométrica en las piscinas de uso público es...
Novedades
18 octubre, 2023
Webinar NEW iSEC: el generador in situ de hipoclorito sódico para la piscina
Te invitamos a un nuevo webinar sobre nuestro producto más...
Burbujas
¡Solicita ya una consultoría sin costes
Comunicaciones(Obligatorio)
Aceptación privacidad(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.